Saurom en Málaga. El Juglar «Perita».

Un Juglar en Málaga.

Soplete en vivo: Sauromen la Sala París 15 (Málaga), 17 de septiembre de 2022.

     Parecía un día normal y corriente, pero se sentía diferente, se sentía que la magia llegaba a Málaga. He recorrido por toda España incontables conciertos de Saurom; los más destacados para mi han sido el concierto en el colegio de Narci, en Bornos, en Madrid, la sala “La Riviera” y entra en el podio este de Málaga, no porque sea mi ciudad, porque yo voy a verlo hasta el mismo infierno si allí tocasen, es porque después de muchos años sin dejarse ver por esta ciudad (hablamos de conciertos en solitario, no festivales), llegaron con lo máximo, pero, antes voy a relatar como se vivió tanto en la cola, la espera y la majestuosa actuación. Comenzamos.

    Cómo siempre me doy una ducha antes de los conciertos; me gusta ir limpio, además, tengo un secreto, aunque este es a “voces”: pongo mi radio bluetooth y en Spotify con mi lista de Saurom, dejo volar la imaginación con las canciones que van a tocar esa noche. Suenan canciones como “Acertijos en las tinieblas”, “El concilio de Elrond”, “La posada del Poney Pisador”…. De tocar todas las canciones que tengo en esa lista, duraría horas y horas el concierto, ¡ojalá!. Cojo mi camiseta del grupo (tengo donde elegir, pero últimamente me pongo la de Mester de Juglaría), me coloco mi gorrito juglar y salgo por la puerta con mi mujer, que también va ya ataviada con su camiseta de «El Hada y la Luna» y su gorrito.

Puestos en marcha con el coche, llegamos a la Calle de la Orotava, Sala París 15, sobre las 18:20h.. Ya hay rockeros en la cola, lo que aún me da más felicidad. Sabía que la magia de Saurom llegaría a muchos. Me encuentro con otro juglar de corazón, Julián (seguro que lo conocéis, cuando va a los conciertos, cumple dos deseos a la vez, disfrutar de la banda y hacer fotos; habréis visto muchas de él, seguro, como estas que acompañan el texto), con el cual comenzamos a pronosticar las canciones del concierto; en lo que estamos totalmente de acuerdo es que empezarán con “El Monte de las Ánimas” (en Andalucía es algo muy normal empezar por esa; en otros conciertos como en Barcelona o Valencia, solía ser «Irae Dei»),

Y seguimos comentando que nos parece brutal ese comienzo; comentamos también canciones que por falta de tiempo y el gran amplio repertorio, se quedan casi seguro fuera, que suelen ser “El Arquero del Rey”, “Dracum Nocte”  o últimamente “La Posada del Poney Pisador”.
Se escucha de fondo la prueba de sonido; son las 18:45h. Se escucha el video de intro de la Caja de Música, un poco de “El Círculo juglar”, otro poco de “Músico de calle”… Pero a lo que vamos, la cola cada vez se hace más larga, y los de seguridad comienzan a poner las vallas. La apertura de puertas era a las 20:00h., pero se adelantan a las 19:40h., ¡bien para los que ya estamos allí! Nos revisan las mochilas y bolsos, nos verifican las entradas y salgo corriendo pues siempre me gusta estar a la izquierda, en primera fila (es mi lugar mágico y de la suerte).

Allí los juglares seguimos hablando y comentando; los hay que se inician hoy, y otros “juglarcitos” que vienen a disfrutar desde los ojos de la niñez, de la ilusión. Ojalá mi padre hubiera sido rockero y me hubiera llevado a estos conciertos… tiene que ser una experiencia inolvidable. Llegan las 20:57h., las luces se apagan, los que estamos allí, los que estamos invocando esa noche, sabemos que ya está llegando el momento; últimas pruebas del técnico de vídeo y sonido, y a las 21:00h., comienza el viídeo de La Caja de Música: los vellos de punta (como los tengo ahora mismo que recuerdo ese momento). Van saliendo poco a poco empezando por Antonio y luego le siguen Santi, Joselito, Raúl, Narci y por último Migue, el público silba , aplaude, grita, salta…

Saben que la invocación se ha hecho realidad, y da comienzo un jolgorio brutal, un intro de concierto que queda grabado en mi cabeza, de los que hablaban del tridente mágico “Messi, Neymar y Luis Suárez”. Llegan “El Monte de las Ánimas”, “Irae Dei” y “Amanecer”, las tres ¡SIN PARAR! Creo que en el público nos quedamos sin manos de tanto aplaudir y sin voz de corear y cantar, nada más empezar. Migue ya saluda, pero sin tiempo a mucho, porque sigue el carrusel de grandes canciones tanto las nuevas como las más antiguas, algunas de ellas “La hija de las estrellas”, “la leyenda de Gambrinus”, “Músico de calle”, “La Batalla de los Cueros de Vino”, “La Musa y el Espíritu”

Hacen un parón, nos comentan que siempre debemos tener sueños y seguir luchando por ellos “Soñando Contigo”. Veo a muchos con los ojos vidriosos, me incluyo. Luego se vuelven locos, y sacan los famosos globos gigantes, ya sabéis para que canción (“La Batalla de los Cueros de Vino”) y llega una sorpresa… Algo mágico, habíamos hecho magia de verdad, o la habían hecho ellos, solo se que
en el vídeo puso «MARYAM» y comenzó la canción “Aquel Paseo sin Retorno” Ya está, clímax, como se diría en la cama “Yo, ya estoy”, pero ahí no acababa todo, aún faltaba concierto. Los juglares no nos lo creíamos, no pensábamos que esto iba a ser tan mágico, pero si, “El lazarillo de Tormes”, “El Carnaval del Diablo”, y ahora si, tocaba bautizar esa sala, la París 15, y para ello, hacía falta un círculo, un círculo grande, en el cual pusieron en el centro a un juglar cumpleañero, Migue avisaba, a la de tres, hay que apretujarle a tope y llevarlo en volandas.

Comienza la canción, y el risueño vocalista cuenta, a la de tres, aquello era una fiesta, la cerveza volaba, el cumpleañero también, todo parecía magia. Luego tocó el turno de la “Fiesta de la Cerveza” y como cada hechizo, llega su fin… De nuevo el Sr. Franco, pero ahora para dar las gracias por enésima vez, nos daba la bienvenida a “La Taberna”; allí estábamos, los Hobbits, los Huargos, las Hadas, los Bardos, los Juglares y Juglaresas… en definitiva TODOS saltando, cantando y disfrutando. La canción termina, el aplauso es inmenso, pero la sensación de tristeza también, de fondo suena “Duermedela”, pero no podía ser, sabía que era injusto, pero necesitaba más, quería más, así que empecé a corear “OTRA, OTRA, OTRA” y a animar a la gente.

Esto no podía acabar así, no podía ser, no se podían ir ya. Comenzaban las fotos de final del concierto, Antonio pasaba con el móvil grabándonos, pero seguíamos pidiendo otra, y vimos a Narci, gran salvador, cogiendo su gaita, ahora si, ya sabía que el ritual estaba hecho. Migue y el resto de la banda se sorprenden, todo improvisado, todo como lo que es un encore, y ahora si, “La Posada del Poney Pisador”. Ya no había voz para cantar, pero sí alma, y aquello fue el final de un concierto mágico. Luego, como es costumbre, nuestros Saurom bajan, se hacen fotos, se toman algo contigo, te firman donde haga falta y te dan un fuerte abrazo. Cómo bien dijo Migue, hoy se llevan un poco de nosotros, pero creo que nosotros nos llevamos mucho más de ellos.

    Por último, y es que en el estribillo de la canción “Músico de Calle”, que dice así “Estoy aquí en tu ciudad, acércate voy a tocar” yo les señalaba a ellos, porque para mí y creo que para todos los juglares de aquí, Málaga era, es y será siempre su casa.

     Muchas gracias a Julián y a Miguel Ángel por ofrecerse a colaborar en este Soplete en Vivo Juglar y que vengan más.

¿Queréis más crónicas de conciertos? En nuestra sección Soplete en vivo.

¡Hasta el próximo metalsarao, Metal Splinters!

Texto: Miguel Ángel “Juglar” Tomé.

Fotografía: Julián Romero Zimber

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *