De RHF a Saurom. 20 a San Fernando.

     Este sábado 20 mayo estaremos en el Real Teatro de Las Cortes de San Fernando viendo a Saurom. Cierran gira a la vez que abren página de su biografía. «Joyas literarias» convertidas en música que incluso llega a los institutos. Riqueza cultural cincelada en Andalucía. Orgullosos.

     Y con motivo de este gran evento decidimos realizar este monográfico en La Esmeriladora. El compañero Pablo «Aliscar» Alarcón rememora andanzas con los Juglares, desde aquel remoto 1998 cuando descubrió a la banda isleña. Como introducción al artículo, otro miembro del Equipo EdeM, Antonio Gil, se anima a realizar trazos sobre Saurom y el espectáculo que cerrará una próspera era. Él sabe bien lo que es la literatura, pues la enseña a diario. Nos hace una reflexión sobre el Círculo Juglar que se representará este sábado: 

     «Nada queda al azar. La gira `20… al mundo de los Sueños´ culmina este sábado en San Fernando, en La Isla. Precisamente un 20. Pero hay más. No son pocas las casualidades. Todo empieza y acaba en el mismo sitio, en el Real Teatro de Las Cortes. Un círculo que se cierra. Un círculo es la forma del mundo. En el mundo hay vida. Y la vida es sueño, como diría Calderón en boca de Segismundo, y teatro. De ahí, conjeturas mías, que decidiesen llevar el espectáculo juglar a las tablas. Con los suyos, en la más estricta intimidad.
     Afortunadamente los que no pudimos asistir a la primera función tenemos ahora una segunda oportunidad. Saurom ha trazado un laberinto, como hicieran Dédalo y Borges, pero en línea recta de ida y vuelta al mismo sitio y para confundirnos y hacernos bailar le han dado forma esférica. Nos invitan a su círculo, Pasemos.»

     Y hablando de letras, Saurom siempre ha tenido un vínculo con la literatura y la poesía. Bien por esa otra manera de enfocar la educación, por introducir herramientas alternativas, de la mano de la música, Rock Metal también, claro que sí. Las letras de Saurom siempre han gozado de un sesgo poético, pinceladas literarias y de fantasía, que invitan a una reflexión profunda a veces, otras a la desconexión de problemas y siempre para ver nuestro mundo de forma vitalista y optimista. ¡Que Zaluster guíe a nuestro alumnado y sus docentes!

.

     Ahora que tenemos la suerte de ver plasmada en papel la historia de Los Juglares desde sus comienzos hasta la actualidad, podemos hacer un breve repaso por la misma, secuestrando a esos Saurom (como esa famosa web…) y sus íntimos recuerdos, anécdotas, logros y penas, curiosidades y sobre todo, el crear nuestro propio lienzo donde dibujar el concepto que tenemos de la banda isleña, nuestra particular relación con la que pudo llamarse “La Dama del Lago”…

   Dimos con los apellidados Lamderth en la Facultad de Derecho de Sevilla allá por el año 1.998, cuando un compañero (Íñigo B.) al que acababa de conocer por coincidir con gustos musicales me mostró “La Verdad”, como él llamaba y sigue llamando a los grandes descubrimientos de bandas. Fue a raíz de acudir a un concierto de Ñu en Sevilla (banda con cuyo líder tendrían los gaditanos cierta polémica, que si lees el libro biográfico conocerás y reirás) donde este colega se dejó atrapar por la magia que empezaban a desprender por aquellos entonces unos imberbes hijos de Zaluster. Me hablaba maravillas de un conjunto de Folk cuyos integrantes iban ataviados con indumentaria propia de los guerreros escoceses, no paraban de brincar y esgrimían como armas de guerra algún que otro no habitual instrumento como gaita o flauta.

 

      Me pasó copia original de la tercera maqueta “Legado de Juglares”. Me sorprendió la temática en torno a la obra de J.R.R. Tolkien y el aura de fantasía que envolvía las canciones; sonido sin pulir, obviamente, pero ya se atisbaban intenciones y talento. Ni que decir tiene que copié en cedé aquella singular demo de portada atractiva y la machacamos en el walkman a diario, hasta que pasados unos años, concretamente el 18/01/2002, por fin pudimos acudir a un espectáculo suyo, en la Sala Fun Club de Sevilla, donde presentaron su “Guardián de las melodías perdidas”. Fue de esos primeros conciertos donde aprecias que el artista en cuestión te ofrece algo diferente, trabajado y desenfadado. Nos reímos con las ocurrencias de Narci, quien prácticamente entre canción y canción soltaba alguna parida o comentaba algo. Por entonces vestían ropajes de monjes y juglares, capas, capuchas… todo muy visual, atractivo a los ojos y por supuesto a los oídos. Tras el bolo charlamos con ellos, como siempre ha sido norma no escrita, les compramos el disco y nos lo firmaron, deseándoles suerte y un pronto reencuentro.

   Con “Sombras del Este” y la saga de “El Señor de los Anillos” ya pululando con gran éxito por los cines, Saurom Lamderth pasa por Sevilla junto a Dark Moor, en 2003, en la antigua Sala Weekend, concierto que da “El Peri” ante nuestra sorpresa (internet con chupete en aquellos tiempos…) Semanas antes mi pareja me había regalado el disco doble, con el que disfrutamos bastante con ese contenido épico fantástico (aún sin encajar bien algunos pasajes donde la música y la letra nos chirriaban). Recuerdo que fue una juerga total, el primero del combo isleño también de mi futura cónyuge quien se fue satisfecha por lo vivido en su debú en MetalSarao.

     Tuvieron que transcurrir dos años para verles en acción de nuevo, en la extinta Sala Q de Sevilla (ahora Custom) en 2.005 (gira del “Legado de Juglares”), posteriormente en abril 2.006 con “JuglarMetal” y apenas ni tres meses más tarde en el Metalway 2.006 de Jerez de la Fra., ya como Saurom a secas. ¿Es probable que alguna cita me perdiera? Posible es, desde luego, pero haciendo memoria, creo recordar que estuve en todos estos.

     En 2.008 nueva parada en la villa del Guadalquivir para deleitarnos con los romances de nuestra tierra, con una escenografía digna y cada vez más cuidada. Para mi, “Once romances desde Al-Andalus” es el trabajo que mejor encarna la música y filosofía de Saurom. Disco que continúa con el legado de alegres melodías folk pero combinadas con partes más duras, riffs más heavies, que desembocarían en lo que sería la cara más visceral del Juglar Metal, un “Maryam” oscuro, de temática muy peculiar, arriesgada, con letras y pasajes instrumentales enrevesados, pero manufacturado con una brillantez compositiva sin igual y que quizá hoy día aún no haya obtenido el reconocimiento que merece semejante obra.

     Suerte pichuda al poder vivir momento emotivo, cercano, con la firma del “Maryam” que dieron en la mítica tienda de discos y complementos Heavy “Record Sevilla” (2.010), en la ciudad hispalense, aplazada semanas antes por una tromba de agua impresionante que impidió su traslado por carretera. En ella, decenas de fans abarrotaban el recinto para hacerse con fotos y autógrafos de unos pujantes Saurom que muy amablemente, como acostumbran, atendieron durante algunas horas a los allí congregados (algún que otro “Sauromnito” caería ya al anochecer, pues el tute fue grande). Un tiempo despúes tocarían nuevamente pero en la Sala Zeppelín (actual Fanatic), décimo quinto aniversario.

Los Juglares firmando copias del «Maryam» en la tienda Record Sevilla, de la ciudad hispalense (abril 2010)

     Alguna más habría de verles para llegar a los Leyendas, como una penúltima sonata juglar en mi localidad natal, en febrero de 2013, en una sala atestada que no paró de brincar con un repertorio donde sobresalían las recién paridas hijas de “Vida”. Para esta cara a cara no tengo memoria, por lo que quizá nos la perdiéramos.

     Ya en el festival legendario, el de 2011 en Beniel lo recuerdo por una caló sofocante pero con ambiente de desfase total, en plena siesta. Fue nuestra octava cita. 2013 fue lo más gordo que les he visto. Estábamos un amigo y yo en la parte alta del recinto villenero, divisando desde allá arriba el inicio del espectáculo de los bardos de S.F.; cada vez más metido yo en esa juerga continua que es un acto de los Saurom, saltimbanquis haciendo malabares, piruetas, danzarinas, pelotas gigantes de colores, fuego… y a la que hacía cuarta o quinta canción le dije a mi compañero que la fiesta la continuábamos allá abajo al pie de los rapsodas andaluces. Eran las 4 de la mañana o así y aquello fue un final mágico para ese festival. 

 

     2.014 fue otra coyuntura y no pudimos quedarnos de nuevo al fiestorro póstumo, pero nos resarcimos con ración doble en 2.015, primero en el Acordes de Rock Fest y en Fanatic un 27/11/2015 con mi pareja ya embarazada sin saberlo -llegaron las musas…-, ya con los Sueños desbordados.     

     Sería la última vez en acompañarles en su peregrinar hasta que, por fin, volveremos a unir senderos con telón de terciopelo y dragones gemelos bordados de fondo, en el teatro de su casa, San Fernando, acompañado de mi gran amigo del alma y literato Antonio Gil y Silvia, mi mujer.¡Será el duodécimo festejo juntos! 

Ojalá algún día pueda llevar a mi hija Irina a ver esta ilusionante función magistralmente representada por un coro de bardos, “seres mágicos capaces de emocionar con su música”.

     Y es que ¡cómo se escapa el tiempo!, cómo deambula sin poder asirlo y detenerlo para vivir más intensamente el momento. Afortunadamente, existen artistas que ponen música a ese transcurrir de la vida, banda sonora que se impregna a nuestros recuerdos y que tapan lo negativo de la existencia. Saurom son uno de esos creadores que se quedarán con nosotros por siempre, para siempre eternos.

   Como se puede constatar, Saurom son una gran FAMILIA, integrada por músicos, artistas varios, amigos, amigas y demás allegados. 
Gracias por esos veinte, Familia Juglar, y que vengan muchos más. Os esperamos. Esperadnos. 

«Existen artistas que ponen música a ese transcurrir de la vida, banda sonora que se impregna a nuestros recuerdos y que tapan lo negativo de la existencia. Saurom son uno de esos creadores.»

 

   Y como colofón de este artículo, unos retazos del libro biográfico de la banda, “Leyenda de Juglares”:

RHF Tazmania Narci Lara Antonio Ruiz Udaco Carraca Godo El Monte de las Ánimas Poesía LocalRock Mortadela pa´tu agüela Laulhé Abraham Paco y Juan Garrido.

La Cripta del Duende Zaluster.

Regreso a las Tierras Medias maqueta Pequeño Lombardo José El Negro Manu El Saltimbanqui El Conil El Canino Los Payasos del Metal Alhama de Granada.

Legado de Juglares maqueta Tom Bombadil Daniel López AsitunaRock Multison Juan Luis Lorenzo Nova Nerta.

Orígenes maqueta Espítritu irrompible Fraternidad Raúl Rueda Los Dragones del Metal Castillo de Locubín El Flautista Malo Mono RDR.

El Guardián de las melodías perdidas El Baile del Juglar Derek Riggs Mr. Dalton La Factoría Fatum  Juglar-móvil.

Sombras del Este Trancos/Aragorn Quini “Se perderéis al separaros” El Peri QuarenghiViolina Crismán José Gallardo Yerbacana Mágico González Arnáiz al socorro Miguel A. Franco El panadero que supo hornear su voz Renno Sevilla CeliaKamikaze Sauromnitos qué ricos Patentadlos Sergio Victorio.

Legado de Juglares álbum Mendigo La antigua ciudad de Cádiz dejo atrás Roque M. Castilla Santi Carrasco Cervera del Desfase

JuglarMetalÁlbum La batalla de los cueros de vino Dracum Nocte Montblanc JuglOriol Beltrán Anvil Janchi El Mediano Tito Lara Teatro Villamarta Sinfonías de los Bosques Secuestrar a los Saurom Coro de Las Ninfas Paco HoButrón El Puerto1.

Once romances desde Al-Ándalus literatura y poesía andaluza Wallada Beatriz & Alonso ProMujer Mery Lara Saurom al instituto Barro y laberintos secretos Alberto Domínguez Javier Rondán.

Maryam sonido oscurecido obra magistral de fascinante portada Ojos de María (Pérez Eslava) Coro Irae Dei Azogue en un Paseo sin retorno negando Mentiras de seda pulcra.

Vida tras la desazón de un disco incomprendido como Maryam y entonces Cambia el mundo con Magia Noche(s) de Halloween Leyendas de trigo y cebada con Íntimos recuerdos alejados de aquel malvado Príncipe, pues se acercaba el invierno… Albas, Rico e Izquierdo Solidaridad y corazón  Daniela en portada vitalista Clips Dragonlamderth Quita esa puta mierda de canción.

Vuelo rumbo América Costa Rica Panamá Villa Agustina Colombia México… éxito y preparando a la Latinoamérica Juglar.

Sueños, disco, dvd y gira que cierra en casa, en el Real Teatro de Las Cortes de San Fernando, mañana 20 de mayo de 2017.

«…tantos recuerdos en un libro que no pretende terminar…»

«Saurom, espolvoreadores de magia e ilusión»

Valora la publicación:
5/5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *