Angelus Apatrida + Mauser + Retador

Three bands Thrash threat.

Soplete en vivo: Angelus Apatrida, Mauser y Retador en la Sala Custom (Sevilla), 25 de noviembre de 2023

    Después de unas exitosas fechas por Centroeuropa acompañando a dos bandas míticas de la Bay Area como Death Angel y Sacred Reich, los albaceteños más internacionales dieron comienzo a su «Aftermath Iberian Tour» con dos fechas en Andalucía: el 24 de niviembre en Málaga y el 25 en Sevilla. Acudimos a la segunda de estas citas con la sana intención de dejarnos el cuello y los tímpanos frente a unos Angelus Apatrida que no hacen sino crecer y crecer. Y buena prueba de ello son sus posiciones en las listas de ventas y los llenazos de sus conciertos, en salas cada vez más grandes.

Con una muy buena entrada, rozando el sold out, si es que no llegó a conseguirse, los manchegos venían para la ocasión acompañados de los malagueños Retador y los sevillanos Mauser, en lo que prometía ser una velada de Thrash Metal que caldease nuestros cuerpos, ateridos por el frío reinante en el exterior de la sala Custom, donde se reunían gran cantidad de fans desde bastante antes de la apertura de puertas.

Y la promesa se cumplió con creces.

Retador
Retador en la Sala Custom
Retador abrieron la velada con mucha potencia.

    Con puntualidad casi británica, los músicos de Retador se subieron al escenario de la sala Custom para descargar su potente Thrash Metal. Basaron su repertorio en el único disco que tienen publicado hasta la fecha y gozaron de muy buen sonido durante toda su actuación, lo que nos permitió apreciar la calidad que atesoran como instrumentistas.

Tras la introducción, denominada como el propio grupo, pudimos oír los primeros cuatro temas del disco, uno tras otro, en una verdadera declaración de intenciones. «La venda» sonó rabiosa y veloz. «Furia» nos partió el cuello. «Títeres» tuvo momentos de Speed Metal clásico realmente convincentes. Y «Violencia» sonó ciertamente malévola.

Los que no estábamos familiarizados con la música de los de Estepona no tardamos en caer rendidos ante su arrollador Thrash de corte clásico, con mucho acento en la velocidad y la mala leche, pero sin dejar atrás la calidad instrumental. El frontman, Jofre, se revela como un enorme guitarrista, combinando sus solos a las seis cuerdas con la rabiosa interpretación vocal. Quizás el punto más discutible de la música de Retador sea la voz, que no es del gusto de todo el mundo, pero, en mi opinión, no deja de adecuarse a la propuesta musical de la banda.

El otro guitarrista, Rolo, tampoco se queda atrás en cuando a pericia en su instrumento. Y la base rítmica del bajista Migueli y el batería Juan Jolocaust (que también milita en Sacristía) es el complemento imprescindible para asegurar la pegada a las ideas musicales del grupo.

Retador en la sala Custom (Sevilla) - 25/11/2023

     Aunque de entrada ya había un numeroso grupo se seguidores en la sala, el público iba accediendo poco a poco, los ánimos se iban caldeando y pudimos ver los primeros y locos bailes de la noche.

En un registro aún más brutal, si cabe, continuaron con «Deseo de matar», que concluye con un solo clásico que no dejó a nadie indiferente. Siguió «Corrupción», algo más lenta pero una auténtica invitación a mover el cuello. Os dejamos más abajo un vídeo de esta última.

«Juicio final» iniciaba el último tramo del concierto y la banda retomaba así la velocidad desenfrenada. Prosiguieron interpretando «B-52», el apocalíptico tema que cierra su primera obra y que Jofre aprovechó para presentar al resto de miembros del grupo.

Después de este completo repaso a su disco de debut, Retador nos sorprendieron con «Lluvia de sangre», su versión en castellano del clásico de Slayer, «Raining Blood», un tema realmente complejo de tocar, como puede atestiguar cualquiera que lo haya intentado alguna vez. Pero ellos lo hicieron de forma impecable, por si quedaba alguna duda de su calidad como músicos o de que Slayer sean una de sus influencias en sus composiciones.

Mauser
Mauser en la Sala Custom
Mauser dándolo todo sobre las tablas.

     Con más de la mitad de la sala llena, llegó el turno de los locales Mauser, a los que hacía tiempo que no veía en directo. Desde aquella última vez han cambiado de vocalista y de batería, como mínimo, siendo ahora Selu quien agarra el micro y el joven Leo Losada quien golpea precisa y enérgicamente los parches. Es un espectáculo cómo le da Leo a las baquetas. Quienes se fijasen en él esa noche estarán de acuerdo conmigo.

Tristemente, el comienzo con «Telementira» fue un poco accidentado a nivel de sonido: Los graves del bajo de Enrique se comían a las guitarras de Rubén y Félix y apenas se oía el rugido de Selu.

Poco a poco, el sonido fue mejorando, sin llegar a relucir, por desgracia. Aún así, se veía a la banda disfrutar sobre las tablas. «La voz de Mordrake» fue el segundo tema que interpretaron de los incluidos en su último disco Mordrake, para seguir con «No aguanto más» y «La locura». El público estaba respondiendo bastante bien a la energía que el grupo irradiaba desde el escenario, y eso se hacía notar en los pogos que se montaban aquí y allá.

Con un sonido algo más clásico que el resto de su repertorio, tocaron a continuación «Fe ciega», el tema más antiguo de los interpretados por Mauser durante la velada.

Mauser en la sala Custom (Sevilla) - 25/11/2023

     Selu pidió después que los espectadores se dividiesen en dos grupos enfrentados para montar un wall of death durante la ejecución de «La vieja negra», con muy buena respuesta por parte del respetable. Al final de la crónica podéis ver un vídeo de lo que se lio en este momento del espectáculo. 

Para el final, los sevillanos tenían una entrañable sorpresa, que fue muy celebrada por el público: Invitaron a subir al escenario a su anterior vocalista, David Rivas, para interpretar «Despojo» a dúo con Selu, resultando en uno de esos momentos que quedarán grabados en la memoria colectiva de la escena metálica hispalense.

En resumen, Mauser dieron un concierto que, a pesar de su accidentado inicio y de no disfrutar de un sonido perfecto, fue de menos a más y nos dejó muy buen sabor de boca.

Angelus Apatrida
Angelus Apatrida en la Sala Custom
Guille y Davish, una dupla imbatible.

    Por fin terminaron de entrar los rezagados, fuera por problemas de horarios o porque prefirieron hacer botellón en el aparcamiento, y la sala Custom presentaba un lleno casi completo. Angelus Apatrida son un grupo que garantiza un show demoledor y su popularidad entre la fauna metálica no ha hecho sino acrecentarse en los últimos años. A la vista están las privilegiadas posiciones en las listas de ventas obtenidas por sus últimos lanzamientos: Angelus Apatrida (2021) y The Aftermath (2023). Así que no es de extrañar que cuenten sus conciertos por sold-outs.

Con unos minutos de retraso respecto a la hora prevista, y tras sonar un tema de Limp Bizkit a modo de introducción, los albaceteños ascendieron al escenario y comenzaron a toda potencia, nada menos que con «Bleed the Crown», de su disco homónimo, a la que siguió «Snob», el primero de los tres temas de The Aftermath que sonarían esta noche.

Muy celebrada por el público, sonó después «Indoctrinate», tema que se ha convertido en uno de sus imprescindibles desde que viera la luz en 2021.

Las luces del escenario se tornaron azules para ambientar la interpretación de «Cold», cuyo título contrasta con la caldeada atmósfera que se respiraba en la sala Custom, en cuya pista se sucedían los pogos y circle pits, en respuesta a la enorme cantidad de energía entregada por Angelus Apatrida.

A continuación, «One of Us» supuso el primer guiño a su magnífico Cabaret de la Guillotine. No he comentado aún lo bien que estaba sonando la mezcla durante la actuación de los manchegos, gracias a la excelente labor de su técnico. Vaya aquí nuestra enhorabuena.

Creo que fue en este punto cuando Guillermo Izquierdo rememoró que en 2009 estuvieron en esta misma sala abriendo para Arch Enemy junto con Abigail Williams y que en aquella época acababan de fichar por Century Media. Del primer trabajo que grabaron para la conocida discográfica, Clockwork, rescataron «Of Men and Tyrants», otra salvajada de tema que hizo las delicias de la concurrencia.

El tercer y último corte de The Aftermath que sonó esa noche fue «To Whom It May Concern», que podríamos decir que incluyó los momentos más sosegados de la velada, conjugados con otras partes realmente brutales y un estribillo que es una auténtica maravilla. Es una canción de la que he leído alguna crítica negativa en las redes (ese hervidero de envidias) por lanzarse a la experimentación y alejarse del Thrash más puro, pero que a mí personalmente me encanta.

Pocos días antes había sido el cumpleaños de Guille y el resto de la banda, en contubernio con algunos miembros de la Asociación Musical Palaciega del Rock (sí, los organizadores del Palacio Metal Fest, que colaboraban también en este evento), le habían preparado una sorpresa. De modo que cantamos «Cumpleaños feliz» mientras le entregaban una tarta al recién estrenado cuarentón. ¡Cómo pasa el tiempo!

Angelus Apatrida en la sala Custom (Sevilla) - 25/11/2023

     Tras estos emotivos momentos, la banda volvió a atronar nuestros oídos con «We Stand Alone», «Downfall of the Nation» (de la que os dejamos un vídeo al final de la crónica) y la veloz «Violent Dawn». La estentórea base rítmica a cargo de José Izquierdo y Víctor Valera no hacía sino realzar el rugido de las guitarras de Davish G. Álvarez y Guillermo Izquierdo.

«Vomitive» supuso el primer vistazo a su etapa primigenia, aquellos inicios antes de fichar por una compañía internacional. Recuerdo haberlos visto interpretar este tema en aquel Atarfe Vega Rock de 2008, a la hora de comer, y haberme quedado pasmado con la calidad que desprendían aquellos chavales. Más de 15 años después, puedo atestiguar que no me equivocaba.

«Serpents on Parade» es otro de esos temas que siempre se agradecen, y el único que tocaron de Hidden Evolution. Acto seguido, retornaron a su material más antiguo con la imprescindible «Give’em War», durante cuya ejecución Davish bajó a la pista, convirtiéndose en el ojo de un huracán de cuerpos que se movían desenfrenadamente a su alrededor mientras el músico desgranaba los riffs de la canción que daba título al segundo disco de la banda.

Ya se vislumbraba el final del concierto de los de Albacete, pero aún quedaba tiempo para que todos nos desgañitásemos coreando el estribillo de «Versus the World». Con esta canción quedaba cerrado el círculo: La banda había tocado temas de todos y cada uno de sus trabajos durante la velada.

Un breve descanso dio paso a la introducción de «Sharpen the Guillotine», en mi opinión, uno de los mejores temas de la banda, con unos riffs verdaderamente infecciosos y un estribillo memorable. 

Y para terminar, no podía faltar «You Are Next» como broche de oro para el repertorio de estos enormes Angelus Apatrida, una banda que se ha ganado un puesto de honor en la historia del Metal español a base de talento compositivo, directos arrolladores y trabajo duro. Y siguen creciendo.

En definitiva, ese primer sábado de diciembre asistimos, una vez más, a un excepcional concierto por parte de nuestros albaceteños más internacionales. Si tenéis ocasión, no dudéis en ir a verlos en sus conciertos venideros. La buena tralla está asegurada.

Angelus Apatrida en la sala Custom
Foto finish, aunque después tocaron algún tema más.

     Os dejamos ahora con unos vídeos para que rememoréis esa noche, si la vivisteis, o para que os tiréis de los pelos por no haber ido.

¿Más crónicas de conciertos? En nuestra sección Soplete en vivo.

¡Hasta el próximo metal-sarao, metal splinters!

Texto y fotos: El Puli de Cádiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *